Ayuntamiento de Villanueva de los Infantes

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Francisco de Quevedo y Villegas, nació en Madrid 1580 y murió en Villanueva de los Infantes en 1645. Fue su vida la de un hombre culto, libre e insobornable que legó a la literatura universal una de las más vastas, complejas y variadas de su historia. Sus extraordinarias dotes literarias ha hecho que sea uno de los escritores más destacados del Siglo de Oro y Barroco del XVII Español.

El insigne escritor y poeta frecuentó por varias razones Villanueva de los Infantes, capital de Gobernación del Campo de Montiel. En esta villa platicaba con el círculo intelectual de humanistas como era su gran amigo, el gramático y filólogo Bartolomé Jiménez Patón, de hecho se aloja en su casa en diversas ocasiones, sobre todo cuando necesita las medicinas de la farmacia que existía en este lugar. Ambos tienen amigos en común, como don Sancho de Sandoval, a quien escribe Quevedo en 1636 desde La Torre: "Las cartas que v.m. mandó remitir, se dieron al maestro Patón" . Comparten amigos como don Jeronimo de Medinilla y colaboran en sus libros con escritos aprobatorios, como fue en la traducción por don Fernando Ballesteros de Saavedra de la comedia portuguesa Eufrosina (1631), buen amigo de Patón y de Quevedo.  Todos ellos platicarían en la Casa de los Estudios, donde impartía Humanidades y Retorica Bartolomé Jiménez Patón.

En 1620 escribe  Epítome a la historia de la vida ejemplar y gloriosa muerte del bienaventurado fray Tomás de Villanueva, donde resume magistralmente las facetas más sobresalientes del predicador santo Tomás de Villanueva. Muchas de sus obras están datadas en Villanueva de los Infantes: De los remedios de cualquier fortuna, Execreción contra los judíos, etc. Será aquí donde da fin a La vida de Marco Bruto y otras obras en verso cuando en 1643 achacoso y enfermo desde san Marcos de León, se retiró definitivamente a Torre de Juan Abad. En abril de 1645se trasladó al Convento de santo Domingo en Villanueva de los Infantes.

...yo ha días que estoy en una celda en el convento de Santo Domingo de esta villa. Todos los padres de casa que tanta merced y caridad me hacen se admiran de lo mucho que padezco..(Testamento, 26 de abril de 1645)

Fallece en Villanueva de los Infantes en el convento de los dominicos el 8 de septiembre de 1645. Su cuerpo fue inhumado en la cripta de los Bustos de la parroquia de la Iglesia de San Andrés. Los restos que había en esta cripta fueron traslados casi un siglo después a la Sala Capitular del templo, que permanecieron ocultos hasta 1955. Sus restos fueron identificados en el 2007 por un equipo de la Escuela de Medicina Legal de la Universidad Complutense de Madrid.

ENLACES DE INTERÉS:

 -          Testamento de Francisco de Quevedo: http://bdh-rd.bne.es/viewer.vm?id=0000050503&page=1 

-          La Perinola: Revista de Investigación Quevediana: https://www.unav.edu/publicacion/perinola/numeros-publicados

-          Grupo de Investigación de la Universidad de Santiago de http://www.usc.es/es/investigacion/grupos/quevedo/ 

-          Casa Museo de Quevedo http://www.torredejuanabad.es/casa-museo-de-quevedo/

Suscríbete al newsletter

Bienvenidos

Antonio Ruiz Lucas

saluda alcaldeEn nombre de la Corporación que presido, os doy la bienvenida a este nuevo espacio institucional del Ayuntamiento de Villanueva de los Infantes...